Dicen que la obra negra es sólo una etapa, a la que sigue la gris y la blanca, como si de magos de la Tierra Media se tratara; que es una especie de arqueología inversa, en la que se siembra lo que quedará oculto, cubierto, disfrazado, los fundamentos de esa labor futura cimentados en esta otra excavación primera. 

 

No vemos ningún objeto reconocible, fuera de la pala, una escalera, sólo los materiales en su crudeza y en su suma y mezcla, definiendo estructuras. No hay un entorno, más allá de la obra misma. Intuimos el peligro y los riesgos cotidianos, pero no vemos tampoco amuletos. 

Estamos en ninguna parte, en el centro aproximado de un mundo siempre inacabado (1)

_______________________________

1. Casademunt Tomás, Obra Negra , Ciudad de México, Arquine, 2013.